Negligencias Médicas Valencia

Caso de daño desproporcionado

hospital-la-defensaPor Javier Bruna: Según los Tribunales, existe daño desproporcionado cuando a un paciente, a consecuencia de un tratamiento médico o intervención quirúrgica, se le causa un daño desmedido o desorbitado respecto del tratamiento o intervención practicada, es decir, un daño fuera de toda lógica y comprensión respecto de lo que se le estaba haciendo.

Ello presupone, según los Tribunales, que ha existido una deficiente prestación sanitaria y le incumbe al médico o al Hospital acreditar que se actuó debidamente. Es decir, si normalmente es al paciente o a sus familiares a quienes les incumbe probar que ha existido mala praxis, cuando estamos en presencia del denominado daño desproporcionado, se invierte «la carga de la prueba» y es a la Administración o al responsable sanitario el que debe probar que su actuación ha sido correcta y conforme a las normas de la buena praxis médica.

En este caso, se trataba de una paciente de 61 años, que acudió al Hospital Central de la Defensa para ser intervenida de una artrodesis lumbar por estenosis del canal lumbar. Dicha intervención se llevó a cabo en fecha 22 de febrero de 2010 y una vez que estaba finalizando la misma, el anestesista informó a los cirujanos que se estaba produciendo una bradicardia extrema, de tal forma que se vieron obligados a dar la vuelta a la misma para intentar recuperarla continuando con posterioridad al cierre de la piel, siendo trasladada a la UVI con intubación. El servicio de Neurología confirmó la situación de estado vegetativo postanóxico en el que había quedado la paciente hasta su fallecimiento en fecha 17 de agosto de 2010.

Tal y como refleja la sentencia, la intervención quirúrgica programada no entrañaba más riesgos que los generales inherentes a cualquier intervención de tales características y, por ello, la generación de una encefalopatía postisquémico anóxica postrando a la paciente en estado vegetativo y posterior fallecimiento, se configura como un resultado desproporcionado.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Otros artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies