Negligencias Médicas Valencia

Desfibriladores en los Juzgados… ¿para qué?

Entrada-Ciudad-de-la-Justicia-Valencia

Entrada Ciudad de la Justicia de Valencia

Desfibriladores SIN batería

La semana pasada falleció una persona en las dependencias de la Ciudad de la Justicia de Valencia. Sufrió un infarto en una de las Salas. Casualmente, en otra Sala contigua había dos médicos y trataron de reanimarle. Intentaron hacer uso del desfibrilador que hay en el Edificio, pero al ponerlo en marcha, resultó que NO tenía Batería.

Quince minutos después llegó el personal del SAMU con los utensilios necesarios, pero probablemente se perdió un tiempo muy valioso, ya que a pesar de intentar reanimar a esa persona durante 40 minutos, no consiguieron ya respuesta.

Desfibriladores SIN revisión

Para más INRI la Consellería de Justicia ya fue advertida en Mayo del año pasado de que el equipo no funcionaba. Al parecer un usuario del complejo advirtió que el indicador del aparato, que debía estar en verde, estaba en rojo. Hizo fotos y lo comunicó a la gerencia del Centro, la cual dio traslado a Consellería.

desfibrilador-desaA partir de ahí, nada más se supo. Durante un año y medio NADIE ha hecho nada por averiguar qué le sucedía al aparato, quién debería efectuar una revisión, por qué no estaba operativo… ¿Cómo es que nadie hizo caso? Ya de por sí es GRAVÍSIMO tener un aparato que es NECESARIO para salvar vidas y que no disponga de mantenimiento. pero lo que no tiene nombre, es que se comunique que el desfibrilador no funciona y NADIE, absolutamente nadie, haga nada.

“Si hay que asumir responsabilidades, se asumirán”

Estas fueron las palabras de la directora general de Modernización y Relaciones de la Administración de Justicia en una comparecencia ante los medios. Pero, si asumir responsabilidades equivale a culpar a la empresa que instaló en el año 2016 los desfibriladores, como se ha hecho…  culpar a la ex directora general de Justicia (y no a los actuales dirigentes de la Consellería), como se ha hecho… Todas esta afirmaciones parecen destinadas a que el actual equipo de gobierno no asuma ninguna responsabilidad.

Incluso, a través de los medios se ha llegado a afirmar que la normativa autonómica no obliga a que se instalen desfibriladores en las plantas judiciales. En efecto, el Decreto de la Consellería de Sanidad y Salud Pública 159/2017 especifica en su artículo 3, apartado 4, como espacios OBLIGADOS a disponer del DESA (Desfibriladores automáticos o semiautomáticos externos), los “Establecimientos públicos con un aforo igual o superior a 1.000 personas.” Bien es cierto que en la definición de «Establecimiento Público» no entrarían los recintos judiciales, ya que en su interior no existen actividades lúdicas o recreativas… Pero teniendo en cuenta que DIARIAMENTE pasan por ese edificio unas 10.000 personas ¡Diez mil personas!, consideramos que debería no solo ser necesario sino obligatorio.

Urgencias-desfibriladorSe ha llegado a informar incluso que “…en caso de que el aparato hubiera estado cargado, al parecer, éste no era compatible con el tipo de intervención de urgencia que requería este accidente cardiovascular…”

Desconocemos si el resultado hubiera sido el mismo en el caso de que el desfibrilador funcionara correctamente, eso pertenece a la investigación, pero lo que si que está claro es que estaba instalado un aparato que se necesita para salvar vidas, sin batería, sin revisión, sin control y además, siendo CONOCIDO por parte de la Gerencia.

Por la salud y la vida de las personas, es necesario que se depuren tantas responsabilidades como sea necesario. Errores como este son imperdonables.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Otros artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies