Negligencias Médicas Valencia

El efecto rebote de los Recortes Sanitarios

No es ninguna novedad que la atención sanitaria en España ha sido un tema discutido desde hace muchos años. En la actualidad la política agresiva de recortes sanitarios, indiscriminados y excesivos, está vulnerando los derechos de los pacientes y por consiguiente aumentando el número de negligencias médico sanitarias debido al cierre de quirófanos, a la eliminación de camas, a la suspensión de ambulatorios y servicios de urgencias, etc.

A esto hay que sumarle el deterioro en la asistencia debido al enfado del personal sanitario por: la disminución de las retribuciones, privatización y externalización de servicios, incremento de las jornadas laborales, mengua en plantillas, despido del personal interino, supresión de consultas de Primaria por las tardes, etc. Todo ello en su conjunto es lo que está obrando a que el riesgo aumente en el momento de practicar el acto médico.

Recortes_Sanidad_Enfermera
A nuestros mandatarios y a la oposición, NO les importa el momento tan delicado que padece el sector sanitario, pese a que las encuestas más recientes revelan que esta cuestión se encuentra entre las principales preocupaciones de los ciudadanos españoles.

De hecho La Asociación El Defensor del Paciente ha incrementado considerablemente el número de reclamaciones en relación a posibles limitaciones en el acceso, nivel y calidad de las prestaciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud, como consecuencia del problema financiero.

Las quejas formuladas inciden fundamentalmente en cuestiones relativas a la gratuidad de la asistencia, la información y documentación clínica, la ordenación de las prestaciones sanitarias, las demoras en la prestación de la asistencia sanitaria, la práctica profesional y la prestación farmacéutica.

El debate político sobre este tema brilla por su ausencia o se toca muy de soslayo. La ausencia de disyuntivas definidas por parte de los partidos de la oposición para afrontar la crisis económica en el sistema sanitario no es más que sinónimo de que coinciden con las medidas adoptadas por el actual Gobierno. Hecho terriblemente desolador si nos detenemos en discurrir sobre qué soluciones pueden ofrecer en un futuro suponiendo que llegasen al poder.

Parece ser que los que nos dirigen están empeñados en hacernos creer que la sanidad es un lujo, cuando es todo lo contrario: un bien que hay que salvaguardar a través de la reforma profunda que llevamos solicitando desde años atrás para garantizar la sostenibilidad del sistema.

Deberíamos retroceder al modelo en el que la sanidad se apoyaba en un esquema de Seguridad Social, que establecía el principio de aseguramiento universal y público por parte del Estado y de cooperación entre todas las Comunidades Autónomas.

¿Solución de nuestros políticos? La burla del Real Decreto-Ley 16/2012, que pretende ser la panacea de la reforma sanitaria a base de engaños y medidas recaudatorias, nos estamos acercando a una sanidad dual desviando el dinero público. ¡INTOLERABLE! ¡NI UNIVERSAL! ¡NI PÚBLICA! ¡NI GRATUITA!

Defendamos un cambio en la financiación sin que esto comporte una nueva centralización de los traspasos en la gestión sanitaria.

Fuente: Memoria 2012 de La Asociación El Defensor del Paciente

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Otros artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies