Negligencias Médicas Valencia

46.000 euros de indemnización tras fallecimiento por la tardanza del servicio médico

La asistencia médica domiciliaria, en particular el cuidado de salud para los ancianos, ha emergido como un factor crítico en el delicado balance entre la vida y la muerte, un tema que recientemente ha captado la atención de los tribunales.

La historia inicia en la mañana del 22 de septiembre de 2018, alrededor de las 7 a.m., cuando un hombre comenzó a experimentar graves dificultades respiratorias, continuación de síntomas que incluían fiebre y dolor de garganta desde el día anterior.

Frente a esta situación, su esposa llamó al número de emergencias 112 a las 7:16 a.m., reportando que su esposo tenía problemas para respirar y sufría de problemas cardíacos, similares a los de una angina de pecho. La llamada se repitió a las 7:28 y una vez más a las 7:33, alertando de un agravamiento en su condición.

Para las 7:42 a.m., sin que se hubiese prestado asistencia médica todavía, la esposa describía una escena alarmante: su esposo estaba inconsciente, con los ojos en blanco, casi sin respirar, yacía en la cama sin poder hablar.

La policía local llegó a la residencia alrededor de esa hora, realizando maniobras de resucitación hasta la llegada del equipo médico de emergencia a las 7:48 a.m. Fue necesario solicitar apoyo de los bomberos a las 8:27 a.m. para trasladarlo al Hospital Clínico de Valencia, donde fue admitido a las 9:18 a.m., falleciendo a la 1 p.m.

Tras estos acontecimientos, la esposa y la hija del difunto buscaron el apoyo de la asociación Defensor del Paciente, considerando que se trató de un caso de negligencia médica.

Este caso fue llevado a los tribunales por la abogada especialista en negligencias médicas Ica Aznar, representante de la asociación Defensor del Paciente, ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Dicha corte, mediante su sentencia número 56/2024, falló a favor de los familiares del fallecido, reconociendo la existencia de una responsabilidad por parte de la administración debido al retraso en proporcionar asistencia médica domiciliaria.

Este retraso fue identificado como una «pérdida de oportunidad» de salvar la vida del paciente. Sin embargo, la corte también indicó que no se pudo demostrar definitivamente que una atención recibida dentro de los primeros 10-15 minutos hubiera cambiado el desenlace fatal, especialmente dadas las condiciones preexistentes del paciente relacionadas con isquemia miocárdica.

El tribunal concedió una indemnización por negligencia médica a la familia, asignando 28.000 euros a la esposa y 18.000 euros a la hija del fallecido, sumando un total de 46.000 euros. Esta cantidad fue significativamente menor a los 150.000 euros que la familia había solicitado inicialmente, argumentando negligencia por parte de la administración valenciana en el cuidado del paciente.

Fuente: confilegal.com

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Otros artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies