Negligencias Médicas Valencia

Cuántos errores médicos podrían evitarse si hubiera un poquito más de dedicación por parte del profesional

Comentamos una recienteTSJV Sentencia hecha pública hace unos días. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana condena a la Consellería de Sanitat al pago de una indemnización de 300.000 euros al no detectar a tiempo una evidente malformación cerebral del feto durante la gestación de una mujer.

Una Negligencia Médica contiene una gran carga emocional de sufrimiento tanto al paciente que la ha padecido como a sus familiares, por las lesiones causadas, las incapacitaciones e incluso la pérdida de la vida que originan y nos resultaría muy complicado valorar cuál Negligencia es más dolorosa, qué Mala Praxis sufrida resulta especialmente más terrible. Lo que sí es cierto es que se añade una carga extra de sufrimiento cuando la Negligencia se ha cometido durante el período de gestación.

En este caso, a la mujer le realizaron hasta dos ecografías fetales en las que se podía sospechar la ausencia o agenesia (es decir, desarrollo defectuoso o falta de alguna parte de un órgano) de vérmix cerebeloso en el feto. Por ello se le practicó una resonancia magnética cerebral.

No obstante el radiólogo no vió la evidencia de la malformación del feto, dando la Resonancia por buena y “dentro de la normalidad”, a pesar de que en posteriores controles seguía advirtiéndose el problema.

Finalmente nació una niña con series malformaciones, como palpablemente era identificable en la imagen de la Resonancia.

Todos somos conscientes de la existencia de errores médicos que son hasta comprensibles. Lo que no se puede comprender ni aceptar y ha de ser rechazado y denunciado son ejemplos como este, de indolencia, falta de atención y falta de humanidad del profesional ante las personas que se ponen en sus manos.

Puede ampliar la noticia pulsando en el link

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Otros artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies