Negligencias Médicas Valencia

Hospitales que no vigilan a los enfermos

timbre vigilancia hospitalEnfermos sin vigilancia en el Hospital

Es inconcebible pero sucede. En una reciente Sentencia, que ya es firme, se ha condenado a un Hospital a pagar 600.000 euros de indemnización a una persona que sufrió unas gravísimas secuelas al fallar el timbre de aviso de la habitación. Pero no solo eso…

La paciente, recién operada, comenzó a sufrir dificultades respiratorias al comenzar a obstruirse una cánula que le habían puesto en una operación de traqueotomía. Esta complicación puede ser frecuente en cirugías de este tipo.

La acompañante de la enferma llamó reiteradas veces al timbre que hay en la habitación, sin respuesta. Salió varias veces al mostrador de enfermería de la planta, pero allí no había nadie (era de madrugada). Viendo que transcurría el tiempo y la paciente se ahogaba, terminó llamando al 112, quienes pudieron dar aviso al Hospital e inmediatamente llegaron las enfermeras. Transcurrieron 40 minutos desde los primeros síntomas de la paciente hasta que acudieron en su auxilio.

El resultado de esta Negligencia

Cuando llegaron las enfermeras, la paciente se hallaba en parada cardiorespiratoria. Consiguieron estabilizarla pero la enferma ha sufrido a consecuencia de la tardía atención médica una incapacitación total por la hipoxia cerebral sobrevenida. No tiene autonomía propia, ha de ir en silla de ruedas y sin poder sostenerse en la misma. Ha quedado completamente inválida de sus miembros, tanto inferiores como superiores. Precisará para el resto de su vida (una paciente relativamente joven, de 62 años), de la atención de una tercera persona ya que ha quedado incapaz para las actividades básicas de la vida diaria (comer, asearse, vestirse, etc)

pasillos vaciosEn el Hospital lo sabían

En efecto, el Hospital era conocedor que el timbre de la habitación que ocupaba la enferma NO funcionaba y aún así esa habitación era ocupada por pacientes con el grave riesgo que eso supone. También el Hospital permitía que no hubiera personal de guardia en el mostrador de enfermería. Es decir, la planta estaba vacía de personal para atender cualquier urgencia o complicación que se diera en los enfermos.

Es lamentable, deplorable, que estando en un Hospital, se tenga que llamar al 112 al no recibir auxilio médico dentro del recinto. Es inconcebible semejante negligencia… y aún así, se ha dado. Una persona ha quedado totalmente incapacitada a causa de la actitud negligente de no reparar un simple timbre de una habitación.

Nunca pasa nada hasta que pasa

El Hospital ha revisado, ahora, los protocolos para que siempre haya de guardia al menos una enfermera en el mostrador. Es lamentable que los protocolos se revisen una vez han ocurrido las desgracias. Sólo con pensar en el enfermo y en su atención (atención y cuidado de la que es responsable directo el Hospital), sólo con eso, se cambiarían muchos defectos y vicios que evitarían consecuencias tan graves como la acontecida.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Otros artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies