Negligencias Médicas Valencia

La sanidad española se embarca en la crisis.

Queremos compartir con vosotros un artículo de opinión extraído de la memoria presentada recientemente por la Asociación El Defensor del Paciente.

Manifestación_Sanidad
Vivimos tiempos convulsos. La sanidad española se encuentra en pie de guerra. Las jornadas de huelga y los conflictos sanitarios, han sido protagonistas en varias comunidades a lo largo del año. El Gobierno, a base de medidas intolerables e injustificadas está apretando las tuercas a una población que está ahogada, posicionando al paciente en mitad del alambre, al borde del precipicio, inquieto mientras la cuerda se va tensando cada día más. Un derecho fundamental como es la sanidad se ha convertido en un vil negocio.

A lo largo de 2012, se ha convertido en una rutina diaria desayunarnos con titulares esperpénticos referidos a nuestro sistema sanitario. Si desde hace años lo hemos tachado de tercermundista, qué calificativos hemos de ponerle ante casos como: “Un jubilado lleva ocho días en huelga de hambre por el cierre de Urgencias de su centro de salud de Leganés”, “En Urgencias del Sant Joan de Reus no tenían almohadas ni mantas y tuve que traerlas de casa”, y un largo etc. Lo peor de todo es que tristemente nos hemos habituado a noticias de este tipo y ya no nos sorprenden.

Desde ‘El Defensor del Paciente’, nos hemos opuesto por todos los medios a nuestro alcance a esas medidas: del copago sanitario a la exclusión de los inmigrantes irregulares de la asistencia sanitaria, pasando por la falta de financiación para la sanidad pública. Estas medidas no sólo ponen en peligro la calidad y la viabilidad del sistema, sino que también en algunos casos, como el de los inmigrantes, suponen un ataque cruel e injusto a la salud de las personas, una decisión económicamente inútil y sanitariamente peligrosa. Es un error garrafal negar la tarjeta sanitaria a quien está en nuestro país. Va a suponer un alto coste para las Urgencias, que es donde acudirán los inmigrantes. En casos de enfermedades graves eso se llama denegación de asistencia y omisión de socorro.

Nuestros hijos no querrán creerlo, pero hace más de treinta años, había una sanidad pública de calidad cuya cobertura englobaba a la mayoría de la población, la clase media-baja tenía acceso universal y gratuito a los mejores hospitales, los trabajadores abonaban por los medicamentos el 10% frente al 40% actual,  por entonces no se conocía la deuda ni se aceptaba el déficit y los presupuestos se cumplían por Ley. Ahora todo se ha convertido en un negocio.

Sanidad_Publica
A propósito de todo esto, nuestra Asociación, en Septiembre, presentó una demanda ante el Juzgado de Instrucción correspondiente de Plaza Castilla contra Ana Mato, como máxima responsable del Ministerio de Sanidad por los hechos presuntamente constitutivos de delito de los artículos 404 (PREVARICACIÓN), 542, 142 y 152 del Código Penal y contra las personas que en el curso de la instrucción aparezcan como responsables de los mismos.

El fundamento de dicha denuncia se basa en que es conocido por las Autoridades Sanitarias, los riesgos que conllevan las medidas que se están adoptando para la salud de los ciudadanos. Tales medidas son más perjudiciales para los pacientes con menos recursos: ancianos, parados, discapacitados, extranjeros, pacientes con listas de espera excesivas, desatención fuera de sus Comunidades Autónomas a los ciudadanos que la necesitan por estar eventualmente fuera, etc.

Dichas Autoridades Sanitarias están violando la Ley como exponemos en los siguientes razonamientos, dado que han hecho caso omiso a nuestras constantes peticiones y reivindicaciones, para adoptar otras medidas que no sean atentar contra la salud y la vida de los ciudadanos, ya que sus decisiones pueden lesionar e incluso provocar la muerte por la falta de atención, o en el caso del copago, fomentar el abandono de tratamientos.

De momento no hemos recibido contestación por parte del Juzgado y nos encontramos a la espera de ser admitida a trámite.

¿Te ha gustado el artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Otros artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies